domingo, 3 de julio de 2011

Aprenda a reconocer los fitonutrientes por el color de las frutas y verduras

Por Nut. Camila Spormann


Los fitonutrientes son sustancias químicas presentes en las plantas, verduras y frutas, son los responsables de darles color, sabor, protegerlas de los rayos ultra violetas, de las infecciones bacterianas y virales, como también de las plagas.  Estos son compuestos distintos a las vitaminas y minerales, y entre ellos encontramos a: flavonoides, carotenoides, luteína, terpenos, sulfurorafanos, etc.
La mayor cualidad de estos fitonutrientes es que actúan como antioxidantes, protegiendo nuestro ADN, previniendo el cáncer, desintoxicando nuestro cuerpo, fortaleciendo nuestro sistema inmune, etc.
Muchas personas desconocen que estos compuestos existan en los alimentos, y más aún no conocen sus beneficios, por eso hoy les presentaré una guía de colores para que puedan conocer e identificar los diversos fitonutrientes que se encuentran en muchas frutas y verduras que consumimos habitualmente.
- El amarillo intenso y el anaranjado indican la presencia de “beta carotenos”, mientras más oscuro es el color, más es la cantidad de beta caroteno que contiene. Las zanahorias, el camote, los damascos, el zapallo, los mangos, las papayas, y el melón calameño, contienen grandes cantidades de estos fitonutrientes. El beta caroteno ayuda a neutralizar los radicales libres (encargados del envejecimiento celular), y a prevenir el cáncer.
- El rojo indica la presencia de “licopeno”, el cual está presente en los tomates y salsas de tomate, en el pomelo rosado y en la sandia. Esta comprobado que este fitonutriente disminuye el riesgo de cáncer de próstata.
- El verde oscuro indica la presencia de “luteína y zeaxantina”. La espinaca, la coliflor, los nabos verdes, y las lechugas, los contienen en grandes cantidades. Estos fitonutrientes tienen efectos benéficos sobre la visión, disminuyendo el riesgo de daño de la retina asociado a la edad, llamado “degeneración macular”.
- Los colores purpura, rojo oscuro y azul, indican la presencia de “flavonoides”.  Estos están presentes en los berries, las uvas de color púrpura, las cerezas, el repollo morado, y las papas con cáscara colorada. Estos fitonutrientes ayudan a que nuestro corazón y vasos sanguíneos permanezcan saludables, también disminuyen el riesgo a desarrollar cáncer e infecciones urinarias.
- Las crucíferas de color verde, blancas, y de color púrpura, son una familia de vegetales caracterizados por su sabor intenso, son propias de la temporada invernal, e incluyen: el brócoli, las bruselas, los puerros, las cebollas, los ajos y el coliflor. Los colores pueden variar en estas, pero tienen algo en común, los “fitoquímicos sulfurados”. Estos tienen efectos protectores frente al cáncer, a las enfermedades cardiovasculares, y disminuyen los altos niveles de colesterol.

viernes, 17 de junio de 2011

Alimentos transgénicos ¿Son un riesgo para la salud?

Últimamente el tema de los alimentos transgénicos ha sido muy tocado en la televisión de nuestro país. Si bien este tema tiene protectores también tiene bastantes detractores.

Como profesional de la salud y más aún como Nutricionista, me he visto en la obligación de publicar mi opinión y mis conocimientos respecto a “los alimentos transgénicos y su efecto en la salud”, para que ustedes juzguen lo que es beneficioso o no y decidan qué postura adoptar.

¿Qué son los alimentos transgénicos?
La transgénesis es un proceso de ingeniería genética, que consiste en la transferencia de un “Gen” (de una bacteria, hongo, u animal) a una verdura, fruta o semilla. Este “Gen”  es responsable de una determinada característica (resistir de mejor forma la humedad, resistir plagas o insectos, etc.). La finalidad de este procedimiento es mejorar el rendimiento, la resistencia y la producción de estos alimentos.
En el año 2005 la OMS declara públicamente que: “Los alimentos transgénicos representan riesgos potenciales para la salud y el desarrollo, por lo que antes de permitir su comercialización deben ser sometidos a evaluaciones de inocuidad y de esta forma prevenir daños al bienestar físico del ser humano y al medio ambiente”.
Si bien pueden existir beneficios como: el aumento de la resistencia de determinados alimentos al ataque de plagas o cambios climáticos,  el aumento de la producción de ciertos alimentos, y también la disponibilidad de estos alimentos  durante todas las estaciones del año.
Existen también muchos riesgos para la salud que se desconocen y no salen a la luz pública, como que pudiesen causar: Alergias alimentarias, resistencia a los antibióticos, infertilidad, cáncer de estomago, y posibles malformaciones en fetos.
Hoy alrededor del 90% de los alimentos que consumimos en Chile son transgénicos, ¿qué soluciones podemos encontrar para revertir esto? Una buena opción para disminuir el consumo de estos productos sería trabajar en nuestras propias huertas orgánicas (naturales).  Aunque esto es un cambio mínimo, ya que como verán en la lista que les dejaré a continuación, existe una gran cantidad de productos transgénicos en nuestro país.  
La decisión final y el cambio de este desastre lamentablemente no está en nuestras manos, sino en las manos de personas más poderosas, que privilegian el dinero por sobre el cuidado de la salud de un país entero.
¿Ahora queridos seguidores, que opinan de esto?

Productos de consumo más frecuente que contienen transgénicos:

ACEITES
Aceites vegetales (Cristal, Trovattore, Ibiam, Acuenta, Olin, Oro, Jumbo, Doña Flor, Belmont, Líder); aceite de maíz (Arcor, Chef, Jumbo); aceite de maravilla (Chef, Belmont, Trisol, Líder, Miraflores, Bonanza); aceite de oliva y maravilla (Chef, aceite Omega 3 Miraflores); aceite de soya (La Fuente Natural).

MARGARINAS
Belmont, Bonella, Leche Sur, Loncoleche (Margarina Sureña), Banda Azul, Soprole (Margarina Next y corriente), Calo, Dorina, Nestlé (Margarina Doña Juanita), Superior.

ALIMENTOS PARA NIÑOS Y CEREALES
Los productos Nestlé llevan la delantera en el uso de transgénicos, con los siguientes alimentos: cereal infantil (de trigo con leche y 5 cereales con leche ), Multicereal Nestum (avena, trigo y frutas, 5 cereales), colados, picados, postres colados, picado de frutas surtidas, Milo, Nesquick, Nido (1+3+6+), Zucosos, Lechera flakes, Estrellitas, Chocapic.
También figuran otras marcas como Blevit (cereal); Cola Cao (chocolate en polvo); Raff (cocoa); Arcor (cereal mix); Bruggen (Gourmet Musli); Calaf (granola); Ipal (Digest, Natur trigo); Laboratorio Maver (Adelgazul); Kellogg‚s (Muslix tradicional, All brand, Froto loops, Miel flakes, Corn flakes, Chokos); Líder (cereal con miel, cereal con chocolate); Natur (chip’s, power girls, Galactum, Pequeña Lulú, Digimond); Nature Valley (Oat’s honey, Penauts butter, Trail ix); Nutrexpa (cereales Cola Cao).


FIDEOS, MASAS Y HARINAS
Prácticamente toda la variedad que ofrecen Carozzi, Luchetti, Parma y San Remo están en la Lista Roja, además de productos Talliani (pasta pronta al pesto); Maggi (pasta 3 minutos); La Salteña (capelletis, gnoquis, ravioles, saconitos); Il gastronómico (agnolotti, pancutras); Deli Expres Líder (gnoquis, tortellinis); Acuenta (canutos, quífaros, espirales); Líder (quífaros, corbatas); Pancho Villa (tortillas de maíz); Old El Paso (Flour Tortillas, tacos, fajitas, tortillas); Cena, Agua de Piedra, Ideal, Líder y O’Clock (pre pizzas).
Todas las harinas de marcas conocidas están en la lista roja, además de levaduras Lefersa, polvos de hornear Royal y Maizena Dropa.


LECHES Y PRODUCTOS LACTEOS
Leches Calo (chocolate, crecimiento, entera, instantánea, extra calcio, Purita); leche entera Colún; leche chocolate y semidescremada Copalca; leche en polvo instantánea Leche Sur; productos Loncoleche (leche cultivada, leche natural, yogurt batido); productos Nestlé (leche cultivada, leche descremada, leche entera, leche asada, flan, yogurt con cereal trix, chandelle, sémola con leche); Parmalat (yogurt diet fibra, mix, mousse, leche chocolate, semidescremada); Soprole (leche cultivada Next Gozzo, Manjarate, 1+1 Zucaritas, Chococrispis); Svelty (yogurt batido, fibra, leche cultivada, flan, leche líquida y en polvo); Quillayes (yogurt light Yoplait, leche cultivada Yoplait); leche entera Ula; Leche chocolate Surlat; yogurt diet Calán; sémola con leche Líder.

PAN Y GALLETAS
Ideal (molde integral, hot dog, diet, kids, siluette); Líder (hot dog, molde blanco e integral); Cena (molde blanco, integral, fibra, completos, frica); Ecovida (panteón diet); Pan Pierre (hot dog, molde fibra, light, burguer); galletas Costa, Costa Kids, Arcor, Ecovida, Holanda, Francisca Calaf, Bortolaso, McKay, Kraft, Ártica, Parmalat. Y, además, Galleta María Dorada (Marbu), Amandita (Lacta), Porteñitas (Bagley), Wafer (Baducco), Butter cookies (Copenhaggen), Butterscotch (Crolaina).

OTROS...
Salsas de tomate de marcas Malloa, Doña Clara, Pomarola, Dos Caballos, D’ampezzo, San Remo, Arcor, Tomatín Centauro, Talliani, Tuco Maggi, Ekono, Líder, Bolognesa Carozzi, Acuenta, Mickelsen.
Hamburguesas congeladas (carne, pollo, pavo) de las siguientes marcas: Ahora Más Ricas, Campo Lindo, Procarne, Ekono, Acuenta, Patty, Pollos King, Sopraval, además de croquetas de salmón AgroSuper, nuggets de pollo y croquetas Ariztía, croquetas de arroz y verduras Bouduelle, papas pre fritas y papas duquesa Frutos del Maipo, empanaditas de queso La Spegia, productos Maggi (rollitos y bocaditos de pescado, pescaditos apanados, empanadas de queso, nuggets y bocaditos de pollo).
Salchichas y chorizos PF; vienesas La Preferida, Winter y Fastdeli; zwancitos (Zwan); salchichas, longanizas, mortadelas y chorizos de Cecinas Llanquihue; salchichón, mortadela, patés y chorizos San Jorge, etc.
En bebidas de fantasía figuran las de la empresa Coca Cola (Coca Cola, Sprite, Fanta, Kapo y sus versiones light); CCU (7UP y light, Bilz light, Kem, Pap light, Crush light); jugos Watts (tutifrutti, naranja light, durazno, frutilla); Zuki (Luz Vitta), néctar light de Parmalat, Loncoleche, Andina, etc.
(Fuente: www.piensachile.com )



martes, 19 de abril de 2011

Recetas Saludables

Lasaña Vegetariana
(8 porciones)
Ingredientes:
3 berenjenas cortadas en láminas
1 taza de cebolla picada
2 tazas de tomate picados en cubos
1 cucharadita de orégano
1 salsa de tomate
2 zapallos italianos cortados en rodajas
2 tazas de champiñones
1 yogurt naural bajo en grasa
1 taza de queso parmesano rallado


Preparación:
Cortar las berenjenas en láminas, rociarlas con aceite, condimentar con sal, pimienta y orégano, llevar a horno medio para que doren, reservar.
Salsa: Saltear la cebolla en aceite, agregar los tomates cortados en cubos, agregar también zapallitos y champiñones. Mezclar parte del queso rallado con el yogurt. 
Montar la lasaña: poner en una fuente recipiente la salsa de tomate, la capa de berenjenas, el relleno, la salsa de tomate y el yogurt con el queso parmesano, repetir con otra capa de los mismo hasta terminar, espolvorear con queso rallado y ciboulette picado. Llevar al horno y gratinar.

Aporte por porción:
Calorías: 120/ Proteínas: 7 gr./Grasas: 5 gr.

Ensalada light en capas
(6 porciones)                                                  
Ingredientes:
1    lechuga
1    cebolla cortada en rodajas delgadas
4    tomates sin semilla
1    taza de rúcula
1    taza de champiñones en rodajas delgadas
1/4 tazas de aceitunas verdes picadas
1    pepino en rodajas
1/2 taza de queso fresco rallado
      sal y pimienta

Aderezo:
3/4 de yogurt natural
1/2 de leche descremada
1    cucharada de mostaza
1/2 diente de ajo, pizca de sal.

Preparación:
Cocinar los champiñones en agua hirviendo con limón y aceite durante 3 minutos. Escurrir y secar. Forrar una ensaladera con film plástico. Acomodar en el fondo de la ensaladera la 1/2 de las hojas de lechuga. Colocar por capas sobre las hojas de lechuga, los tomates, la cebolla, la rúcula, el queso rallado, aceitunas, champiñones y pepinos. Acomodar encima el resto de las hojas de lechuga. Presionar bien, cubrir con film plástico y refrigerar 35 minutos. Retirar del refrigerador, desmoldar y cubrir con el aderezo.

Aporte por porción:
Calorías: 87.


Tomates rellenos light
(2 porciones)                                               
Ingredientes:
4  tomates medianos
 huevos
1  diente de ajo finamente picado
    120 gr de jamón picado
    120 gr de champiñones cortados en trozos
    Aceite de oliva
    Sal y pimienta

Preparación:
Saltear los champiñones con aceite de oliva y ajo hasta que estén tiernos, reservar. Cortar horizontalmente la parte superior de los tomates (sacándoles una capita). Con ayuda de una cuchara, vaciar los tomates, colocar la pulpa en un recipiente y sazonarla. Colocar los tomates invertidos sobre la rejilla durante 5 minutos para eliminar el exceso de líquido, mezclar la pulpa de tomate con el jamón, los huevos y los champiñones salteados.

Cocción:
Rellenar los tomates con esta mezcla y colocarlos en una fuente para horno. Llevar al horno precalentado a 200° C por unos minutos, hasta que cuaje el huevo.

Aporte por porción:
Calorías: 266/ Proteínas: 22,3 gr./ Grasas: 14,5 gr./ Carbohidratos: 12,5 gr.

lunes, 11 de abril de 2011

Tips Nutricionales Para Una Vida Sana

Por Nut. Camila Spormann


1. Mantenga 4 comidas diarias
Es muy importante mantener cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, once y cena)  dentro de horarios establecidos, así tu cuerpo se acostumbrará a recibir un aporte calórico regular y podrá mantener niveles de glicemia normales, evitando complicaciones de salud como obesidad y diabetes.



2. Aumente el consumo de frutas y verduras
El consumo de 5 porciones de frutas y/o verduras diarias, proporcionan a tu organismo una cantidad abundante de fibra, vitaminas y minerales, que no sólo te ayudan a mantener un estado saludable sino también a mejorar tu digestión.






3. Realice ejercicios físicos unas 3 veces a la semana, durante 30 minutos
Los ejercicios aeróbicos como; el trote, caminar y bicicleta, no sólo ayudan a mejorar nuestra condición física, sino también mejoran nuestra salud cardiovascular. Estos tipos de ejercicios son mucho más efectivos a la hora de querer una disminución rápida de peso, acompañada de una alimentación equilibrada.







4. Consuma las verduras de hojas verdes con limón
El hierro es un mineral muy importante para nuestro organismo, posibilita la formación de la hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que permite transportar el oxígeno a los tejidos del organismo, fortalece la calidad de la sangre y aumenta la resistencia al estrés y a las enfermedades, previene la fatiga y estimula la piel sana. Su déficit causa la conocida enfermedad llamada anemia. Existen dos tipos de hierros el hémico que proviene de fuentes animales (principalmente carnes rojas) el cual es absorbido fácilmente por nuestro organismo, y el no hémico proveniente de fuentes vegetales (hortalizas de hojas verdes, legumbres y salvado) de difícil absorción. Diversos estudios han demostrado que el consumo de estos alimentos con vitamina C (limón) aumenta la utilización de este tipo de hierro por nuestro organismo. 



5. Consuma pescado 3 veces por semana
El pescado es rico en ácidos grasos omega 3 y 6, los cuales poseen un alto efecto antiinflamatorio, están  encargados de la disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos, además de la regulación de los sistemas cardiovascular, inmunológico, digestivo y reproductivo.





6. Las dietas milagrosas no existen
Antes de ponerse a dieta, lo mejor es contactar a un profesional de salud competente en temas de nutrición (Nutricionista), ellos podrán orientarte de una forma segura para evitar desequilibrios que dañen tu salud.  Este blog está diseñado  para brindar apoyo a sus lectores y seguidores, y aclarar dudas del ámbito alimentario- nutricional sin costo alguno, por cualquier consulta deja tu mensaje y lo responderé a la brevedad.


miércoles, 6 de abril de 2011

El rol de la nutrición en el cáncer

Por Nut. Camila Spormann

El cáncer  ocupa el segundo lugar dentro de las principales causas de muerte en Chile (Fuente: INE 2007) y  cada año sigue cobrando muchas víctimas en todo el mundo.
Entre los tipos de cánceres más comunes en nuestro país se encuentran; en primer lugar el cáncer de mamas en mujeres y el de estómago en los hombres, en segundo lugar el de pulmón y vesícula y por último el de cuello del útero en mujeres y el de próstata en hombres.
Durante las últimas décadas, gracias a múltiples investigaciones sobre el rol de la alimentación en el desarrollo del cáncer, se ha vuelto más evidente que nuestros hábitos alimentarios pueden condicionar el aumento a desarrollar esta enfermedad. Se estima que un 40% de todos los cánceres están relacionados con una alimentación de mala calidad. Nuestra alimentación puede desencadenar esta enfermedad a través del consumo de productos cancerígenos;  específicamente aditivos artificiales, alto consumo de grasas saturadas, plaguicidas, hormonas de crecimiento, alto consumo de hidratos de carbono refinados, y por algunos tipos de cocción (ahumados).

Tanto como una mala alimentación puede aumentar el riesgo de cáncer, una alimentación balanceada y el consumo de ciertos tipos de alimentos como verduras y frutas frescas pueden evitar que se desarrolle.
La cualidad benéfica de los alimentos que nos protegen del cáncer, se basa en los conocidos y renombrados “antioxidantes”, estos pueden neutralizar a los radicales libres encargados del envejecimiento, daño celular  e inflamación de los tejidos.  
Son muchas las fuentes de antioxidantes en nuestra alimentación; la soya, el tomate, el té verde, los berries y frutas ricas en vitamina C (kiwi, limón, arándanos y uvas). Otros  alimentos con efectos similares son el ajo y la cebolla ricos en sulfuros de alilo, tienen la propiedad de mantener  saludable nuestro sistema inmune, además del repollo, la coliflor y coles de Bruselas las cuales tienen enzimas que ayudan a liberar las toxinas de las sustancias que causan cáncer. Todos estos alimentos han sido llamados “Alimentos Funcionales” por tener componentes que ayudan a retardar o inhibir esta enfermedad. Otros estudios han demostrado que un alto consumo de alimentos ricos en fibra puede disminuir de un 10 a un 40% el riesgo a desarrollar cánceres gastrointestinales.
El instituto del cáncer de los Estados Unidos sostiene que la mejor forma de prevenir el cáncer es consumir una alimentación baja en calorías, alta en frutas, vegetales y fibra, evitar el sedentarismo practicando deporte diariamente, y dejar estilos de vida no saludables como; el consumo de tabaco y alcohol.
La alimentación saludable  debe ser el pilar fundamental de nuestra vida, si queremos gozar de buena salud tanto física como espiritual. Una nutrición balanceada es como iniciar una cuenta de ahorro para el futuro… ¿Cuándo piensas comenzar la vuestra? , espero que muy pronto antes que sea tarde.

martes, 29 de marzo de 2011

La verdad de las dietas hiperproteicas

Por Nut. Camila Spormann

Nuestra alimentación debe cumplir con principios básicos para mantenernos vivos;  ser nutritiva, proteger nuestra salud y ayudarnos a combatir enfermedades.
Para ello debe existir una proporción correcta de alimentos que satisfagan nuestras necesidades diarias, la cual se ve reflejada en la pirámide alimentaria.
Una dieta balanceada incluye 6 porciones diarias de hidratos de carbono complejos, 5 porciones diarias de frutas y/o verduras, 2- 4 porciones diarias  de lácteos,  3- 4 porciones semanales de proteínas (carnes rojas o blancas) y ocasionalmente 15 gr de grasas (preferentemente aceites esenciales crudos).
Todos estos alimentos contienen diversos nutrientes  (vitaminas y minerales), por lo que ninguno puede aportar por si sólo todos los nutrimentos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Para mantener nuestra salud y longevidad necesitamos de 13 vitaminas y 16 minerales, y también macronutrientes como; hidratos de carbonos, grasas y proteína.

Actualmente en los medios de comunicación diversos profesionales no especialistas en nutrición, recomiendan y  promocionan la “dieta hiperproteica” como una solución para las personas que requieren perder peso, sin saber de las graves consecuencias que esta conlleva.
Las necesidades de  proteínas recomendadas para un adulto sano normal es de 0,8 g/ kg de peso corporal/ día. (FAO/OMS), Por lo que un aumento excesivo de estas puede acarrear  consecuencias afectando negativamente nuestra salud.

Este tipo de dietas consisten en aumentar el consumo de proteínas (carnes rojas, blancas y lácteos descremados) y disminuir el consumo de nutrientes importantes como los hidratos de carbono y grasas. Los hidratos de carbono son nuestra principal fuente de energía, al reducir drásticamente su consumo, nuestro organismo quema proteínas para la obtención de energía, estas al catabolizarse dejan residuos metabólicos que resultan altamente tóxicos (amoniaco), cuando estos no son eliminados por el riñón se acumulan en nuestra sangre produciendo el estado urémico causando; jaquecas, irritabilidad, mala concentración, nauseas, diarrea, confusión, etc.   Otras graves consecuencias de este tipo de dieta para nuestra salud son: Enfermedades renales y cálculos (debido a su mayor exigencia por eliminar nitrógeno), Osteoporosis (mayor eliminación de calcio), Mayor frecuencia de cáncer de colon, aumento del colesterol sanguíneo (por aumento de proteína y grasa animal), entre otras.


Las ventajas que prometen las personas que las promocionan se sustentan en la pérdida elevada de peso inicial, la cual se debe a la eliminación de líquidos al restringir los hidratos de carbono, pero como vimos anteriormente no son dietas sustentables en el tiempo por los riesgos que producen para nuestra salud.






Una dieta balanceada consiste en mantener horarios de alimentación ordenados (4 comidas diarias), y consumir todos los alimentos que nos ofrece la pirámide alimentaria en su justa proporción, para evitar desequilibrios  en nuestro organismo.
Toda dieta o plan alimentario debe ser formulado y supervisado por un profesional capacitado y formado en las ciencias de nutrición, no confié su salud a cualquiera puede estar condicionando su calidad y continuidad de vida.


lunes, 21 de marzo de 2011

Obesidad infantil: ¿Son felices los niños gordos?

Por. Nut. Camila Spormann


Actualmente en nuestro país la obesidad infantil alcanza un 7,4% en  niños menores de seis años y un 19,4% en los escolares de primer año básico,  lo que convierte a esta grave enfermedad en una inminente epidemia.  El sedentarismo y los malos hábitos alimentarios son las causas principales de la obesidad y del sobrepeso en nuestros niños.  La obesidad de produce por un desbalance energético donde las calorías consumidas superan el gasto, depositándose como grasa en el organismo. 


Bajo estos kilos extras se desarrollan múltiples enfermedades; cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, algunos tipos de cáncer y hasta graves problemas traumatológicos.  No sólo enfermedades físicas afectan a los niños obesos sino también psicológicas, que pueden demostrarse con baja autoestima, bajo rendimiento escolar y depresión. Un niño obeso tiene 10 veces más probabilidades de ser un adulto obeso, con patologías crónicas no transmisibles  y una mala calidad de vida por delante, lo que conlleva a un aumento en los gastos de tratamiento y asistencia médica para Chile.

Nuestro país aún no toma conciencia de la gravedad de esta enfermedad y sus consecuencias, y por ende no se valora y se subestima el trabajo del profesional Nutricionista, los cuales son los especialistas en temas de nutrición y salud. No olvidemos que  somos lo que comemos y todo lo que ingresamos  a nuestro organismo está condicionando nuestra longevidad.

Las estrategias más adecuadas para combatir la obesidad y sus enfermedades asociadas, son la promoción de hábitos nutricionales saludables  basados en una alimentación balanceada en nutrientes y calorías, restringiendo los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares simples y bebidas gaseosas azucaradas, y el fomento de estilos de vida saludables  cimentados  en la actividad física continua.

Debemos tener en cuenta que es en la familia y en el hogar donde se obtienen los hábitos de alimentación, esto implica  promover un cambio en la mentalidad de los padres y familiares de niños obesos, para que no sólo les hagan cumplir sus restricciones sino más bien que los apoyen y les den el ejemplo con sus propios estilos de vida saludables.